Qué es el Kratom

Qué es el Kratom

Kratom (Mitragyna speciosa) es un remedio médico, derivado de un árbol grande, que se origina en el sudeste asiático y pertenece a la familia Rubiaceae. Fue descrito por primera vez por el investigador colonial holandés Pieter Korthals. Esta especie pertenece botánicamente y es bioquímicamente similar a plantas como la Corynanthe, Cinchona y Uncaria. El Kratom pertenece a la misma familia que el cafeto y la planta psicoactiva Psychotria viridis. Otras especies de Mitragyna se usan en África como medicinas y como madera.

El Kratom es una sustancia psicoactiva bien reconocida en la región de su origen, también es bastante conocida en otras partes del mundo. En el sudeste asiático, los trabajadores mastican hojas frescas (generalmente, de manera regular) para lograr un efecto estimulante. En otras regiones, las hojas secas son filtradas o a éstas se les extraen el agua por evaporación dejando una resina que se puede consumir. El Kratom a veces se puede fumar: este método puede producir algún efecto, sin embargo, es mucho menos notable en comparación con otros métodos de uso.

El Kratom contiene muchos alcaloides, incluyendo Mitragynine, que anteriormente se consideraba su principal ingrediente activo, y 7-Hydroxymitragynine (7-OHM) que actualmente se considera como el principal ingrediente activo más probable. A pesar de que la Mitragynine se parece estructuralmente a la Yohimbina y a las Triptaminas, su farmacología es bastante diferente: actúa como un fuerte agonista de los receptores μ-opioides (MOR). Según los datos no verificados, la sustancia tiene propiedades estimulantes similares a las de la Yohimbina. Los usuarios de Kratom informan de propiedades estimulantes en lugar de sedantes. El Kratom también contiene alcaloides que se encuentran en la Uncaria tomentosa (uña de gato) y que actúan como fuertes estimuladores del sistema inmune y disminuyen la presión arterial. Además, el Kratom contiene epicatequina, un fuerte antioxidante que se encuentra en el chocolate amargo y es similar al EGCG, responsable de los beneficios del té verde. Otros alcaloides contenidos en el Kratom incluyen: Raubasine (más conocida como Rauwolfia serpentina) y algunos otros alcaloides que se encuentran en la Yohimbina, como es la Corynantheidine.

El Kratom tiene un alto potencial para uso médico como, por ejemplo, una alternativa más segura y más barata a la metadona, así como una fuente de sustancias con una amplia gama de beneficios.

El Kratom se puede usar directamente: en Tailandia, las hojas frescas normalmente se mastican (después de extraer la vena central de la hoja). Para evitar el estreñimiento, se agrega sal a las hojas frescas.

Además, el Kratom se puede preparar como una infusión: las hojas se hierven en agua, luego el líquido se evapora y el residuo restante similar a una pasta se recolecta y se transforma en pequeñas bolas que pueden tragarse o poner en agua como té.

La farmacología del Kratom es similar a otras sustancias, como los opiáceos y la yohimbina. Sin embargo, la comparación con los opiáceos solo tiene sentido cuando el Kratom se usa en dosis lo suficientemente altas para producir los efectos semejantes. El Kratom es capaz de aliviar los síntomas de abstinencia causados ​​por los opiáceos similares a la morfina, ya que contiene fuertes agonistas opioides. Pero cuando se toma Kratom en tales dosis, puede causar estreñimiento. El efecto analgésico del Kratom es similar al efecto analgésico de los opioides. Por otro lado, el Kratom puede conducir a la incapacidad de enfocar la vista, y este efecto a veces se describe como desagradable. Debe mencionarse que según ciertos datos, sus propiedades analgésicas son 17 veces más fuertes que la morfina. El Kratom también tiene propiedades hiperestimulantes que se asemejan a las de la Yohimbina y propiedades inmunoestimulantes que se parecen a las de la Uncaria. Los efectos del uso del Kratom se describen de forma combinada a corto plazo, generalmente desapareciendo en las dos horas posteriores a la administración.